Ingreso-a-Siruma

Contactenos

Desde que se descubrieron las propiedades anestésicas del éter, una preocupación de esta nueva técnica era su seguridad e impacto sobre el bienestar de los pacientes. Así, apenas un año después de descubierta ya en Inglaterra se publicaron las primeras casuísticas demostrando su seguridad en los albores de la especialidad de la anestesiología.

Hoy más de ciento cincuenta años después se ha identificado al análisis de las casuísticas masivas como una de las áreas más relevantes de la práctica anestésica, con el fin de identificar debilidades, fortalezas y definir derroteros para el ejercicio.

La S.C.A.R.E. a través de su Comité de Seguridad, ha considerado que el desarrollo de estrategias para capturar información de la práctica anestesiológica colombiana es trascendental para identificar áreas de mejora de la práctica (por ej. manejo de nausea y vómito, dolor, vía aérea, relajación residual, etc.) que indiquen reforzar estrategias de educación continuada para mejorar estos desenlaces. Así mismo, permitiría identificar las necesidades de experticia en las diferentes áreas de la práctica.

 ¿Cómo se diseñó SIRUMA?

En Colombia hay varios grupos anestesiológicos que han implementado registros electrónicos de sus casuísticas, ya sea de carácter administrativo, como de carácter académico. Se aprovecharon las experiencias de tres centros, dos en Manizales, Hospital de Santa Sofía (Dr. Fernando Uribe) y Hospital Infantil de Manizales (Dr. Federico Ocampo) y uno de Bogotá, Clínica Reina Sofía (Dr. German Parra). Se analizaron estas y con esta estructura se revisaron sistemas de registro en otros países, EUA, Australia, Tailandia y España y se estructuro una base de datos que fue convertida en una herramienta informática basada en la Web.